Amigos: Cuentos ilustrados sobre los niños de las repúblicas de la Unión Soviética (4)

Nos preguntan cómo vivimos y les aclararemos que el campamento internacional Artek no es nuestra casa. Hemos venido como invitados. Aquí, durante todo el año, los niños vienen a descansar una temporada y lo pasan muy bien. Cada día encontramos nuevos amigos y oímos nuevas canciones todos los idiomas del mundo, pues, por las tardes, nos sentamos alrededor de la hoguera de los pioneros y cantamos y bailamos. Hasta tenemos nuestra propia flota.

¡Y qué mar hay en Artek! Se llama Mar Negro, pero en realidad es azul y muy templado.

Todos los niños que han estado acá se llevan como recuerdo esta canción:

Aquí es azul el cielo,
y el sol cálido y bello,
Recordaremos siempre este mar,
templado y cariñoso.
¡Qué lindo es descansar
en este Artek hermoso!

Y con esta canción, se difunde por toda la Tierra la buena semilla de la amistad.




En tiempos antiguos, Bielorrusia era famosa por su falta de caminos, por sus bosques impenetrables y por los toros salvajes y lanudos, uros, que los poblaban.

Ahora, han desecado los pantanos, los han sembrado y han abierto numerosos caminos. Pero han conservado intacto el único lugar en el mundo donde viven los uros: el coto de Bielovézhskaya, que hoy en un vedado. Nosotros vamos con frecuencia y ayudamos a los científicos que observan la vida de estos animales: alimentamos a las crías de los uros y hacemos apuntes casi científicos sobre ellas.

Nuestra república es famosa ahora por sus enormes camiones de volteo Bielaz, fabricados en Misnk. Trabajan en toda la Unión Soviética, en países de África, de Asia y en otros países... Cada camión lleva la figura de uno de nuestros poderosos uros, y por esta marca, nos conocen en todo el mundo.

BIELORRUSIA

Comentarios